domingo, 17 de marzo de 2019

" Este es mi hijo amado: ¡escuchadle! "






¿Quieres creer en Jesucristo?


Conócele, porque no se ama lo que no se conoce.

Lee su Palabra reflejada en los santos Evangelios,
y le conocerás,
y sabiendo, creerás
y creyendo, nacerás de nuevo
a una vida eterna,
y serás transformado en hijo verdadero de Dios,
a imagen de Jesucristo, Dios y hombre verdadero.

sábado, 16 de marzo de 2019

Santo Evangelio según san Mateo 5, 43-48


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Habéis oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y aborrecerás a tu enemigo.

Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos.

Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto».

Glosa. Había enseñado el Señor antes, que no debemos ofrecer resistencia al que nos hace alguna injuria, sino que debemos estar preparados para dispensarle muchos beneficios; pero ahora enseña que deben dispensarse afectos de caridad y obras de benevolencia a los que nos ofenden con cualquier injuria. Y así como lo primero es el complemento de la ley de justicia, así esto último es el complemento de la ley de la caridad, que, según el Apóstol, es la plenitud de la ley. Por eso dice el Señor: "Oísteis que se ha dicho: "Amarás a tu prójimo".

San Agustín, de doctrina christiana, 1, 30. El Señor no exceptuó hombre alguno para amar al prójimo, demostrándolo en la parábola del que se encontró medio muerto, llamando prójimo al que fue misericordioso para con él, para que comprendiésemos que prójimo es todo aquel a quien se debe prestar socorro si lo necesita. Y que a ninguno debe negarse este auxilio, ¿quién lo duda, diciendo el Señor: "Haced bien a los que os aborrecen"?

Pseudo-Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 12. Como aquello que se ha dicho: "No desearás", no se ha dicho respecto a la carne, sino al alma. Así en este lugar la carne no puede amar a su enemigo pero el alma sí puede amarle, porque el amor o el odio carnal se encuentra en los sentidos y los del alma en el entendimiento. Cuando, pues, somos dañados por alguno, y aun cuando sentimos odio, sin embargo, no queremos ponerlo en ejecución. Conozcamos que nuestra carne aborrece al enemigo, pero que nuestra alma lo quiere.

San Gregorio Magno, Moralia 22, 11. Guardamos verdaderamente el amor al enemigo, cuando ni su felicidad nos abate ni su ruina nos alegra. No se ama a aquel a quien no se quiere ver mejor, y el que se alegra de la ruina de otro, lo persigue en la fortuna con sus malos deseos. Suele muchas veces suceder, que, aun cuando no se pierda la caridad, la ruina del enemigo nos alegre y su exaltación nos entristezca, aun cuando no estemos manchados con la culpa de la envidia. Como sucede cuando, cayendo él, creemos que algunos podrán levantarse perfectamente, y que, progresando puede oprimir a muchos injustamente. Pero respecto a esto debe procederse con mucha discreción para no dejarnos llevar de nuestros propios resentimientos, bajo el pretexto falaz de la utilidad ajena. Conviene pensar también, qué es lo que debemos a la ruina del pecador y a la justicia del que castiga, pues cuando el Todopoderoso castiga a un perverso, debemos alegrarnos de la justicia del juez y compadecernos de la miseria del que perece.

San Jerónimo. Muchos, midiendo los preceptos de Dios con su debilidad y no con la gracia o fuerza de los santos, dicen que son imposibles las cosas preceptuadas, y que basta para la virtud no aborrecer a los enemigos, porque, el amarlos, es más de lo que puede soportar la naturaleza humana. Pero debe tenerse en cuenta que Jesucristo no manda cosas imposibles, sino perfectas. Como lo que hizo David con Saúl y Absalón, también lo que hizo el mártir San Esteban, quien rogó por los que le apedrearon y (Ac 7) San Pablo, que quiso ser anatematizado en lugar de sus perseguidores (Rm 9) Esto nos enseñó el Señor, y lo hizo también diciendo: "Padre, perdónalos" (Lv 23,24)

San Agustín, Enchiridion, 73. Pero estas cosas son propias únicamente de los hijos perfectos de Dios. Es a donde debe tender todo fiel y dirigir a este fin su alma, rogando a Dios y luchando consigo mismo. Sin embargo, este bien tan grande no pertenece a tantos como creemos oír cuando se dice en la oración: "Perdónanos nuestras deudas, como nosotros perdonamos a nuestros deudores" (Mt 6,12)

San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 18,4. Considera cuántos grados sube, y en qué estado de virtud nos coloca. El primer grado consiste en no empezar injuriando; el segundo, no vengarse en una cosa igual; el tercero, no hacer al que ultraja daño alguno; el cuarto, exponerse asimismo a tolerar las malas acciones; el quinto, conceder más (o al menos prestarse a cosas peores) lo que apetece a aquel que hizo el mal; el sexto, no tener odio a aquel que no obra bien; el séptimo, amarlo; el octavo, hacerle bien; y el noveno, orar por él. Y como este precepto es grande, añade un gran premio, esto es, ser semejantes al mismo Dios. Y por ello dice: "Para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos".

(fuente: Bibliaclerus )

domingo, 10 de marzo de 2019

Agua

 

Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua...

(Salmo 62,2)



¿Quién engendra las gotas de rocío?
(Job,38,28)


  ¡Acoge los dones del Espíritu Santo y acepta el carisma profético, por cuyo rocío el hombre produce frutos de vida divina!
( San Ireneo )

 
  ... porque yo derramaré aguas sobre la tierra sedienta, y raudales sobre el suelo reseco, y efundiré mi Espíritu sobre tu simiente, y mi Bendición sobre tus retoños...  ( Isaías, 44, 3 )




¿Tiene padre la lluvia?     
(Job,38,28)



sábado, 9 de marzo de 2019

Ten Fe en el Señor durante tu tribulación





R. Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

Tú que habitas al amparo del Altísimo,
que vives a la sombra del Omnipotente,
di al Señor: «Refugio mío, alcázar mío,
Dios mío, confío en ti.»

R.Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

No se acercará la desgracia,
ni la plaga llegará hasta tu tienda,
porque a sus ángeles ha dado órdenes
para que te guarden en tus caminos.

R.Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

Te llevarán en sus palmas,
para que tu pie no tropiece en la piedra;
caminarás sobre áspides y víboras,
pisotearás leones y dragones.

R.Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

«Se puso junto a mí: lo libraré;
lo protegeré porque conoce mi nombre,
me invocará y lo escucharé.
Con él estaré en la tribulación,
lo defenderé, lo glorificaré».


R.Quédate conmigo, Señor, en la tribulación.

Salmo responsorial 90, 1-2. 10-11. 12-13. 14-15

sábado, 2 de marzo de 2019

Las lecturas del sábado


«Dejad que los niños se acerquen a mí: no se lo impidáis; pues de los que son como ellos es el reino de Dios. En verdad os digo que quien no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él».
Mc 10, 13-16

¿ Cómo es el corazón de Jesucristo ?

Para seguir al Señor, debo meditar su Palabra y sus obras. Así se conoce a la personas.
Sabemos por la fe que el Señor es el Verbo encarnado, el Logos eterno de Dios.

¿Pero, qué significa Logos ?

Encontramos las siguientes acepciones: palabra, palabra meditada,reflexionada o razonada, razonamiento, argumentación, discurso, inteligencia, pensamiento, sentido y verbo, entre otras.
También significa "recoger junto" ó recoger, seleccionar, elegir.
" El que Conmigo no recoge, desparrama "

Si Jesucristo, como vemos, es el Logos de Dios encarnado, podríamos decir que Él es el pensamiento de Dios también, el Elegido.

¿Qué piensa Dios? ¿Cómo piensa Dios?

Y ahora volvamos al versículo de arriba: Mc 10, 13-16

Si el Hacedor de todo, siendo Logos divino, hijo unigénito de Dios Padre, razón y pensamiento divinos, y siendo también hombre verdadero, encarnado en el seno inmaculado de santa María, nos dice que los que son como los niños humanos, son los verdaderos pobladores de las moradas eternas y celestiales, queda meridianamente claro el camino a seguir, creo yo.

" Y tomándoles en brazos los bendecía imponiéndoles las manos. "


martes, 26 de febrero de 2019

Mirada, 2





" Los limpios de corazón verán a Dios "



Los sucios de corazón, por ello mismo, perderán toda visión sobrenatural, hundiendo su espíritu en la niebla que todo envuelve e inmisericordemente enajena y aleja al hombre de su Bien supremo: el Amor infinito de la Santísima Trinidad.

El pecado de impureza conlleva un oscurecimiento paulatino del entendimiento, hasta tal punto de incapacitarle del todo para la más mínima comprensión de las realidades reveladas por Jesucristo.

lunes, 25 de febrero de 2019

Mirada


Las ovejas y aún las medio-cabritas del rebaño conocen bien al buen Pastor



El que todo hizo y en cuya huella siempre hallamos el deseo de comunicación


 En el hombre se hace afecto reflexionado, cariño fundamentado en un buen comportamiento


nos sobrepasa la naturaleza, con su fuerza, dureza y belleza


 y en ocasiones nos adentra en lugares dorados


 para luego de puro azul inundarnos


y siempre queda abierto el camino ofrecido, 
ese internarse en un ámbito bello
quedando el alma bien libre, 
sabiendo avanzar, contemplando.